"Me gusta mucho transmitir lo que aprendí"

Maximiliano Bustos, el “Chinchu” para todo el mundo, siempre, siempre, tiene una sonrisa a flor de piel. Afincado en su […]

Maximiliano Bustos, el “Chinchu” para todo el mundo, siempre, siempre, tiene una sonrisa a flor de piel. Afincado en su Santa Fe natal, a la que regresó desde Montpellier, llevó a la selección provincial Sub18 al Ascenso en el Argentino Juvenil “Lo nervioso que me puse no se puede creer. ¡Qué nivel de ansiedad, por favor!” dice Chinchu ahora como entrenador de scrum de ArgentinaXV.

Tuvo que dejar de jugar de manera subrepticia y su conversión en entrenador fue inmediata “Ver un scrum de cerca, pero de afuera, es raro… son sensaciones raras que cuesta explicar. Sí, entiendo y comprendo que es una nueva etapa de mi vida profesional dentro del rugby, pero sigue siendo raro. Se terminó la etapa de jugador y arrancó la de entrenador así de rápido” y chasquea los dedos. “La verdad es que uno siempre sabe que como jugador hay una fecha de vencimiento, pero uno nunca sabe cuándo va a ser esa fecha. Dos años atrás, estaba jugando y ser entrenador no estaba en mis planes porque cuando estás jugando estás sólo concentrado en eso. Pero descubrí que mis ganas de transmitir lo aprendido son muchas, que es algo que me apasiona, que me gusta… quiero poder pasar a otros todo lo que aprendí como jugador y es una faceta que no sabía que me iba a gustar tanto. Me sorprendió a mí mismo saber y darme cuenta de lo que me gusta y disfruto al enseñar” dice Chinchu y le brillan los ojos.

“Esto es alto rendimiento y es otra cosa. A medida que pasa el tiempo uno va aprendiendo de otros entrenadores y acá con Pablo (Bouza, Head Coach de ArgentinaXV) y Diego (Ternavasio, Asistente) estoy aprendiendo a una velocidad increíble y un montón” expresa sobre ésta nueva etapa, ahora en ArgentinaXV.

El scrum cambia y los entrenadores, cambian también y aprenden y enseñan casi al mismo tiempo. Él lo explica así “Es complicado cambiar tan rápido la forma de jugar el scrum de una manera a la que le venimos poniendo mucho tiempo y adaptarla para jugarlo de otra forma (para este partido ante Uruguay se van a usar las nuevas reglas experimentales) pero estos jugadores se adaptan rápido y no tienen inconvenientes para poner en práctica lo que necesitamos probar, ya que va a ser la primera vez que un equipo argentino lo haga en cancha” dice, para agregar “Vamos a tener que adaptarnos rápido durante el partido a lo que vaya comunicando el árbitro, así que va a ser todo muy nuevo. Ya veremos cómo sale”.

Su paso de jugador a entrenador a gran velocidad tiene su correlato a la hora de ver el deporte y puntualmente, la formación que lo desvela “El rugby cambió un montón en los últimos dos años. Hoy hablábamos de eso. ¡Los pilares vamos a ser una raza en extinción en unos años! La verdad es que el scrum es y será mucho más dinámico, más rápido y cobrará importancia fundamental ser sólidos al contacto cuando formás, quedar firmes a la entrada y el empuje va a tener implicancias diferentes también. Habrá que ver cómo evoluciona y habrá que adaptarse a eso, porque hoy, es de futuro incierto. Nosotros somos un país que cree en el scrum y que piensa que es una formación desde la cual se puede contraatacar, recuperar la pelota, mantener a parte de la defensa junta… nos adaptaremos, como ha sido siempre”.

26.06.2016