Acción de legado de Los Pumitas con Refugiados de la UN

Georgia es un enclave estratégico. Situada en el Cáucaso, nexo entre Europa y Oriente Medio, no en su territorio pero […]

Georgia es un enclave estratégico. Situada en el Cáucaso, nexo entre Europa y Oriente Medio, no en su territorio pero sí en el de sus países vecinos ha tenido que ser testigo de guerras cruentas que aún hoy asolan a esos países.

Ucrania y Siria han sido dos de los más castigados, lo que ha oligado a miles de refugiados civiles a escapar de esos países en busca de vivir primero, y después rehacer sus vidas. En World Rugby, en el marco del World Rugby U20s Championship, a través de éstas acciones de legado en conjunto con las Naciones Unidas, busca generar al menos durante algunos momentos un bálsamo en la vida de quienes han sufrido los avatares de la guerra y el desplazamiento.

Los Pumitas estuvieron justamente con niños refugiados de la UN que vienen de Siria y Ucrania, puntualmente. Hablaron, jugaron, de divirtieron y al menos por un día, la vida de esos niños fue diferente.

Franco Molina, uno de los jugadores que visitó el campamento, explicó que “Lo de hoy estuvo muy lindo. Uno ve una realidad que es muy ajena a la que nosotros hemos vivido alguna vez. Estar ahí, verla de primera mano… es impresionante. Son chicos y grandes que han tenido que escapar literalmente con lo puesto de una guerra en la que eran víctimas. Se te pone la piel de gallina cuando te cuentan lo que han pasado y lo que pasan aún. Es conmovedor. Te moviliza…. a mí me sirvió mucho“.

También, el cordobés segunda línea y uno de los más experimentados del plantel argentino se refirió al momento particular del seleccionado: “Venimos intentando cambiar la cabeza desde el otro día y la verdad, es una tarea que es muy difícil. Somos absolutamente conscientes que tenemos que cerrar el torneo de la mejor forma y disfrutarlo, no padecerlo“.

Agregó que “Hicimos un esfuerzo grande y desafortunadamente, no se nos dieron los resultados para terminar como queríamos. Entre nosotros ya lo hablamos: ahora queda hacer lo mejor posible, cerrar el torneo jugando nuestro mejor rugby y volver a casa con la frente alta porque hemos dejado todo“.

Bautista Stavile, otro de los experimentados del plantel, dijo “Estamos trabajando para levantar el ánimo. Los días libres vinieron bien para despejar la cabeza y tener la posibilidad de reenfocarse. Somos plenamente conscientes del partido que tenemos por delante y queremos terminar este certamen con lo mejor que podamos dar“.

 

16.06.2017