Australia y Francia irán por la gloria

Dicen que al mal tiempo buena cara y en una jornada signada por el mal tiempo y las lluvias en […]


Dicen que al mal tiempo buena cara y en una jornada signada por el mal tiempo y las lluvias en Rosario, transcurrieron de la mejor manera las instancias de semifinales del World Rugby U20 Championship Argentina 2019.

Australia y Francia fueron los dueños del pasaporte a la gran final, tras vencer a Los Pumitas y a Sudáfrica, 34-13 y 20 a 7, respectivamente. Los Junior Aussies y los Baby Blues se medirán en el partido decisivo el sábado en el Hipódromo rosarino, a partir de las 15.30.

En las instalaciones del Hipódromo, Australia dio cuenta del dueño de casa en un partido que supo llevar de menor a mayor, con 19 puntos de Ben Donalson.

“Australia demostró ser un gran equipo, mientras que Argentina batalló muy fuerte durante todo el partido, por momentos con mayor control y por momentos con menor posesión”, indicó el Head Coach, José Pellicena, quien a su vez agregó: “El torneo no terminó y el sábado nos queda otro gran partido por delante. Creo que estamos en un buen proceso de formación, vamos por el camino correcto”.

En el otro juego, los campeones defensores batieron a sus pares sudafricanos, en otro gran encuentro que marcó el corolario de la jornada. Los capitaneados por Arthur Vincent tuvieron en su Apertura, Luis Carbonell (5 penales), un arma infalible en los envíos a los postes y de esta forma volverán a estar en el partido decisivo por segundo año consecutivo.

Cabe destacar que en el cruce que abrió la jornada, Gales sorprendió al quedarse con el triunfo sobre el multicampeón, Nueva Zelanda, por 8-7, con un penal de Cal Evans a falta de dos minutos para el cierre.

“Lo buscamos y nunca bajamos los brazos. Creímos siempre en nuestro equipo. Estoy orgulloso de este plantel”, sostuvo Evans.

Por otro lado en el Old Resian Club, Italia doblegó a Escocia por 26-19 y evitó jugar por la permanencia. Tras un gran festejo del elenco Azurro, su capitán, Davide Ruggeri, señaló que: “Fue un partido durísimo y la pelota estaba resbaladiza, difícil para jugar, pero trabajamos mucho para quedarnos con el juego y por suerte lo logramos”.

En un partido vibrante y emotivo, que concretó a su ganador en la última acción del pleito, Georgia le ganó a Fiji por 12-8 y jugará por el noveno lugar.

En tanto, en el cruce que cerró la tarde en Grantfield, Inglaterra consiguió lo que buscó a lo largo de la tarde y se tomó revancha de Irlanda por 30-23, tras caer en la primera fecha mundialista.  

“No fue un partido nada sencillo pero pudimos sacarnos la espina tras la primera fecha. Ahora buscaremos dar un pasito más en el partido que nos queda”, concluyó el capitán inglés, Fraser Dingwall.

17.06.2019