El equipo número 13

Además de los equipos participantes, los árbitros son parte fundamental del World Rugby U20 Championship que se disputa en las […]

Además de los equipos participantes, los árbitros son parte fundamental del World Rugby U20 Championship que se disputa en las ciudades de Rosario y Santa Fe.

En total son nueve referees los encargados de dirigir los encuentros mundialistas: James Doleman (Nueva Zelanda), Pablo Deluca (h) (Argentina), Andrea Piardi (Italia), Rasta Rasivhenge (Sudáfrica), Ben Blain (Escocia), Nika Amushakeli (Georgia), Christophe Ridley (Inglaterra) y Craig Evans (Gales).

El Referee Manager del certamen es el irlandés Alain Roland, que ha tenido una destacada trayectoria como árbitro, llegando a dirigir la final del Mundial de Francia 2007, entre Sudáfrica e Inglaterra. “El torneo es fantástico. La organización nos ha ayudado en lo que necesitábamos, y estamos esperando con ganas la jornada final”. Sobre los árbitros que participan, agregó: “El Mundial de Menores de 20 años es parte del camino de los referees. En estor torneos vemos a las promesas, ver su desarrollo y cómo se manejan con vistas a su futuro”.

Roland tiene la particularidad que fue jugador internacional, llegando a disputar tres Test para Irlanda: Argentina (1990), Italia (94) y Estados Unidos (95).  Sobre su paso de jugador a referee, afirma: “Es muy diferente. Uno como jugador comparte con otros compañeros, mientras que el árbitro está solo, y toda la responsabilidad recae en uno”.

Uno de los árbitros destacados que están en Argentina es Rasta Rasivhenge, reconocido por ser uno de los mejores del mundo en el formato de seven, y que llegó a dirigir la final de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Presencia argentina

Pablo Deluca (h) es uno de los árbitros más destacados de Argentina. En este 2019 transita por su tercera experiencia de este tipo de competencia, luego de los certámenes de Italia (2017) y Georgia (2018). “Es un torneo muy lindo, en el que uno puede juntarse con compañeros que vienen de otros países con una experiencia enorme, que sirve muchísimo para seguir creciendo”.

Sobre las sensaciones que el torneo se juegue en su país, destacó que: “es un rugby muy bueno para que pueda disfrutar la gente. Además, puede venir mi familia, mis amigos, estar con ellos. En general cuando viajamos estamos solos y acá somos locales y es una manera de estar contenidos y con cariño todo el tiempo”.

Su padre, Pablo Deluca, también fue árbitro internacional, llegando a dirigir partidos de alto nivel como Inglaterra – Italia, en Twickenham, además de la final del Mundial de seven 2001. “Hablamos mucho, pero como padre e hijo. Todo lo que me dice es proactivo, hablamos de deporte todo el tiempo. Es como tener un profesor particular, pero es algo que sale, no es nada que analizamos”.

Sobre su futuro, Pali, como es conocido, sostiene que su objetivo es “seguir creciendo y avanzar. Lo siguiente sería poder llegar al Súper Rugby y crecer allí, además de estar en el nivel para estar en el Tier 1. No es fácil, hay muchos referees de muy buen nivel. Argentina es un país que, al tener un solo equipo en el Súper Rugby, dificulta la llegada de más árbitros a ese torneo”.

18.06.2019